cuentos-terapeuticos-personalizados

Los cuentos han servido desde hace miles de años para transmitir enseñanzas, moralejas, pero también pueden estar hablándonos de nuestro día a día y darnos una solución que nos permita vivir con más plenitud.

Según la psicoanalista junguiana y contadora de cuentos, Clarissa Pinkola Estés, las historias son una medicina.

“Los cuentos de hadas terminan al cabo de diez páginas, pero nuestras vidas no. Somos colecciones de varios tomos. En nuestras vidas, aunque un episodio equivalga a una colisión y una quemadura, siempre hay otro episodio que nos espera, y después otro. Siempre hay oportunidades de arreglarlo, de configurar nuestras vidas de la manera que merecemos. No hay que perder el tiempo odiando un fracaso. El fracaso es mejor maestro que el éxito. Presta atención, aprende y sigue adelante, eso es lo que nos dice el cuento. (...) Un cuento invita a la psique a soñar con algo que nos resulta familiar, pero que suele hundir sus raíces en épocas remotas. Cuando el oyente entra en un cuento, empieza a visionar de nuevo todos sus significados, a leer con el corazón esas guías metafóricas tan importantes acerca de la vida del alma.”

 

Cuentos y terapia

En terapia podemos trabajar con cuentos. De hecho, te propongo ahora que pienses cuál es tu cuento preferido de la infancia. ¿Encuentras alguna relación entre esa narración que te conmovió de pequeñ@ y tu vida actual? 

A mí me encanta escribir cuentos terapéuticos inspirándome en personas cercanas y queridas. Estos relatos pueden ayudar a comprender qué personaje te has construido, qué cuento inconsciente te cuentas y qué patrones de repetición hay en tu vida. La narración terapéutica te ayudará a conocerte mejor o te dará pistas sobre cómo abordar un problema. A continuación te dejo una pequeña selección. ¡Espero que la disfrutes!

Siempre extrañé tu abrazo

Para anestesiarme del dolor
de ese anhelo inalcanzable,
congelé el pedacito de mi corazón
(Leer más)

 

Thérèse, una vida al servicio de los demás

Soñé que estaba en un hospital de campaña habilitado para asistir a los soldados heridos ...
(Leer más)

Cuento de luna llena

Habitaba en una extraña inmensidad oceánica, apacible y oscura. El diminuto ser ocupaba su tiempo dejándose mecer...
(Leer más)

 

cuentos-terapeuticos-el-sueno-de-eva

El sueño de Eva

Nació en una isla bañada por un mar azul plata. Su papá esperaba un varón y ante la sorpresa de otra niña en la familia ... 
(Leer más)

 

cuentos-terapeuticos-un-cachito-de-amor

Un cachito de amor

Sara dio a luz una niña vivaracha de ojos azabaches. Le puso de nombre Aitana, la sierra de Alicante...
(Leer más)

 

El abrazo anhelado

Nació un lunes. Las hojas de los árboles empezaban a teñirse de marrón y se preparaban para lanzarse al vacío ...
(Leer más)

cuentos-terapeuticos-alma-en-camino

Alma en camino

Alma permanecía inmóvil en su cuarto contemplando cómo las ínfimas motas de polvo se suspendían en el aire ...
(Leer más)

Luna, la valiente

Nació con la ebullición de la primavera y eso marcó una impronta de frescura y alegría en la niña que la acompañaría....
(Leer más)

sandra-valent-cuentos-terapeuticos-devorando-amor

Devorando amor

Buscando el gran amor se aventuró a recorrer mundos, franquear fronteras, atravesar bosques insondables, ... 
(Leer más)

Una mente arrebatadora

Era un día especial. Cumplía 65 años. Sin embargo, no había nada que celebrar. Su mayor deseo... 
(Leer más)

La mirada extraviada

Adoraba sentir como su cabello dorado se balanceaba hacia delante y hacia atrás acariciando su rostro... 
(Leer más)

 

“Quina preciositat! Un gran conte ple de sencillesa, sensibilitat, poesia, veritat i molta emoció. Mil gràcies. L'has clavat, Sandra Valent! Encara estic amb la lagrimilla a flor de pell.”
Z.L.

“Reflexión y emoción son elementos claves del universo poético de Sandra Valent, que se sumerge en el mundo interior de las personas a través de metáforas psicológicas y moralejas reveladoras. Me encantó recibir el cuento lleno de una emotividad que me tocó el corazón.”
E.V.

“Para mí leer este cuento fue volver a mi pasado. Me sumergí en mi niñez. Gracias a ti recordé algo que había tapado de mi infancia por el dolor que me producía. He podido entender aspectos de la relación con mi madre.”
T.C.

Scroll to top

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar