autoestima

Quererse bien, el mejor antídoto contra el machismo

Ya desde bien pequeña me daban mucha rabia los comportamientos machistas y manifestaba una predisposición natural hacia la sororidad, cosa que me comportaba alguna que otra discusión con papá. Recuerdo que él me decía «si eres tan feminista no te aguantará nadie». Por suerte esta idea o profecía catastrófica no caló en mí. Jamás he dejado de denunciar las actitudes y comentarios menospreciativos hacia las mujeres y llevo unos cuantos años en una relación de pareja.

Hoy día 25 de noviembre se commemora el día internacional contra la violencia hacia las mujeres. Erradicar el machismo, entre otras cosas, pasa por empoderarnos y desmontar muchos mitos del amor romántico que las mujeres nos hemos tragado como dogmas de fe, sin previa reflexión. Perlitas del tipo «sin ti no soy nada», «el amor lo puede todo», «los celos demuestran amor», «quien bien te quiere te hará llorar», «no se puede ser feliz sin pareja”… Estos mitos contribuyen a crear relaciones de dependencia emocional y justifican quedarse en una relación tóxica. Poco a poco van perdiendo fuelle pero sigo comprobando en terapia que aún hacen mella en muchas de mis pacientes. Desarmar estos mandatos internalizados no es “coser y cantar”. Una cosa es entenderlo desde la mente y otra integrarlo desde lo emocional.

Nosotras somos poderosas pero no nos lo creemos. Tanto en terapia como en mis clases de danza observo y escucho cómo nos exigimos ser perfectas, cómo nos atosigamos y maltratamos Muchos siglos de represión nos siguen pasando factura. El cambio empieza por una misma. Así que pon atención a cómo es tu diálogo interior. ¿Cómo te hablas? ¿Cómo te tratas? ¿Seguro que eres amable contigo misma? ¿Qué pasa cuando cometes un error? Tómate un tiempo para contestar. No te apresures. ¿A quién quieres engañar? Si tu autoestima goza de buena salud, te felicito. Si has detectado que podría mejorar tu relación contigo misma empieza ya mismo a poner conciencia.

Existen muchos flancos abiertos para continuar demoliendo la cultura patriarcal, que justifica abusos y violaciones hacia las mujeres, y eso llevará tiempo. Lo que sí que es nuestra responsabilidad es aprender a maternarse, cultivar una mirada amorosa y compasiva hacia una misma (como la tiene una mamá con su bebé). Esa mirada interna es la que podemos trabajar cada una de nosotras para transmitir esos valores a las siguientes generaciones de niñas. Quererse bien es el mejor antídoto contra una sociedad machista.

Si estás metida en una relación dañina, pide ayuda. 

Volver arriba

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar