Terapia Individual

terapia-gestalt-individual-sandra-valent

La terapia Gestalt individual es un espacio de reencuentro con uno mismo. La educación familiar y la socialización nos van alejando de nuestra propia esencia. Para ser queridos, aceptados y adaptarnos al entorno, de pequeños desarrollamos estrategias que luego se volverán rígidas y determinarán nuestro carácter. De esta manera, la autenticidad con la que nacemos se va perdiendo por el camino. Esto con los años se traduce en una pérdida de energía vital, creatividad y espontaneidad, que nos convierte en una especie de autómatas. En realidad, no sólo le pertenece al niño la capacidad de gozar del placer y de la alegría de vivir cada día.

Hacer de la crisis una oportunidad

A lo largo de los años pasamos por diferentes momentos y etapas. Las crisis son, sin duda, una oportunidad de crecimiento y de transformación personal. La necesidad de hacer terapia puede surgir por diferentes motivos como malestar, falta de sentido, anhelo de cambio profundo… Darse cuenta de que algo anda mal es un primer paso para plantearte la ayuda de un profesional. Puedes acudir a terapia por síntomas como la ansiedad o la angustia, trastornos del sueño o de la alimentación, apatía, miedos, soledad, conflictos, fobiascrisis vitales o de pareja… También puedes plantearte iniciar un proceso terapéutico simplemente porque te sientes perdido o por un deseo de conocerte más.

¿Para qué sirve la terapia Gestalt?

En terapia Gestalt encontrarás un espacio protegido donde explorar tu mundo interno. Este proceso te servirá para:

  • Reconocer y expresar tus emociones
  • Sanar heridas actuales o del pasado
  • Superar miedos
  • Dejar atrás patrones repetitivos 
  • Transitar el dolor o superar pérdidas
  • Resolver conflictos internos o existenciales
  • Fortalecer la autoconfianza
  • Mejorar tus relaciones afectivas, sociales o laborales
  • Alcanzar metas
  • Aceptarte y quererte tal como eres

El objetivo de la terapia es hacernos más libres, creativos y con mayor capacidad para amarnos y amar a los demás. En este trabajo es fundamental la relación de confianza y confidencialidad entre paciente y terapeuta, que permite crear un clima de cuidado y contención necesarios para experimentar con seguridad.

¿A quién va dirigida?

La terapia Gestalt es para personas que están abiertas a iniciar un proceso de crecimiento interior basado en la honestidad y la compasión con un@ mism@. En cambio, no está indicada para los que esperan soluciones instantáneas. 

Periodicidad

Las sesiones son semanales y duran una hora. Después de cierto tiempo y una vez creado el vínculo entre terapeuta y paciente, las sesiones pasan a tener periodicidad quincenal. 

Volver arriba

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar